Ideologías

Posted on marzo 31, 2011

0


Últimamente oigo y leo con demasiada frecuencia referencias peyorativas a la ideología. Es verdad que tengo cierta tendencia a prestar demasiada atención a medios de comunicación que me exasperan, y puede que por ello mi percepción esté algo sesgada. Pero tengo la sensación de que el decir que algo está cargado de ideología o que tal medida o discurso es ideológico se ha convertido en una nueva manera de etiquetarlo como negativo, demagógico.

Pero yo me niego a que la política sea una mera extensión de la carrera universitaria de empresariales, me niego a que los gobiernos se conviertan en meros gestores. No señor, un gobernante no gestiona, gobierna. Y gobernar implica dejar a un lado las curvas de eficiencia e invertir no sólo en aquello que magnifique los resultados sino en poner lo público a disposición de aquello que sea justo, bueno, necesario… y no hay gestor que se atreva a invertir de esa manera.

¿Pero quién quiere acabar con las ideologías?, ¿quién promueve con mayor vehemencia tal discurso? La respuesta es relativamente sencilla: aquellos en cuya esencia se haya la sustitución de lo público por lo privado ¿Y no hay en todo esto cierto tufillo a que nos la intentan dar con queso?.

A ver, tenemos unos señores cuya ideología, porque el liberalismo lo es, consiste en dejar que sea la iniciativa privada la que siente bases, ejecute planes, observe y dé respuesta a las necesidades, relegando lo público al mero ejercicio de la fuerza (transfronteriza claro, porque el uso de la fuerza dentro de las propias fronteras también se quiere dejar en manos privadas). Y resulta que esos señores pretenden tildar de ideológico todo ejercicio de poder que no sea mera gestión, para concluir que, por ideológico, resulta perverso, retorcido, demagogo… Pero coño! si lo que están haciendo esos señores es construir el mundo de acuerdo a su ideología, que implica la desaparición de las demás.

Anuncios
Posted in: Política