Cuando no puedes ser el Ratoncito Pérez

Posted on septiembre 14, 2011

0


Hace meses vi un programa de televisión en Cuatro. Un reportaje sobre la crisis y sus efectos. Muchas noches después de aquello hay unas cuantas imágenes que no he logrado extirpar de mi recuerdo…

“Un grito, más de enfado que de terror, rompe el silencio de un piso viejo, mal conservado, probablemente húmedo y con olor constante a comida precocinada. Una madre corre con su hijo en volandas, un niño de cinco, tal vez, seis años –que se ha arrancado un diente para que venga el Ratoncito Pérez.”

Una madre desesperada, llorando tras decirle a ese hijo, entre sollozos, que el Ratoncito no existe, que somos los padres, y que no puede darle nada…

Un niño que despierta a la realidad que le ha tocado como a una bofetada no esperada…

Menuda metáfora de la pobreza.

Anuncios
Posted in: Personal, Pobreza